Preparación para la primera comunión

La primera comunión es una ceremonia importante en la Iglesia Católica. Generalmente, los niños entre 7 y 8 años celebrarán su primera comunión, que es la primera vez que participan en el sacramento de la Sagrada Eucaristía, o el compartir el pan y el vino.

En las civilizaciones occidentales, la primera comunión es una importante celebración familiar y los niños reciben instrucción religiosa antes del evento. Las chicas generalmente llevarán vestidos blancos de comunión y velos como símbolos de su pureza y devoción religiosa, mientras que los chicos se vestirán formalmente con un color de corbata estándar, como el rojo.

Preparación para la primera comunión

Los niños participan en la Primera Comunión desde los 7 años. Muchas iglesias católicas ofrecerán un servicio anual de primera comunión comunal a todos los niños de la parroquia que califiquen. La iglesia puede ofrecer una catequesis regular antes del servicio, para que los niños estén bien preparados para el evento y listos para participar en la ceremonia.

La Iglesia Católica cree que cualquier persona bautizada debe poder participar de la Sagrada Comunión. El Vaticano también ha dictaminado que antes de la celebración de la primera comunión, todos los niños deberían haber participado en la confesión.

Servicio de Primera Comunión

Un servicio de Primera Comunión comunal será anticipado como un día de alegría por toda la congregación. Los feligreses estarán familiarizados con los niños que celebran su primera comunión y harán todo lo posible para que sea un día para recordar.

Generalmente, el servicio será parte de la misa normal del domingo, pero podría incluir una procesión de los primeros comulgantes, o una reunión de los comulgantes antes de su participación en la Eucaristía. Muy a menudo, los niños participan en la misa llevando a cabo todas las lecturas, oraciones y peticiones. Los primeros comulgantes suelen tomar la Eucaristía antes que los demás feligreses.

Celebración familiar de la primera comunión

El rosario es un regalo común para los niños que celebran la primera comunión y el cojin primera comunión. Las familias de los primeros comulgantes celebran el día como un hito importante en la vida de su hijo. Se les anima a invitar a otros miembros de la familia a celebrar la ocasión y se les puede asignar un banco familiar para el evento.

Es muy común que la familia haga una gran fiesta después de la misa para continuar las celebraciones. Muy a menudo, la familia y los amigos les dan pequeños regalos religiosos a los niños, como rosarios o Biblias.

Tradiciones para la primera comunión

Los padres de los niños que hacen la primera comunión a menudo se involucran mucho en el servicio de la primera comunión. Pueden decorar la iglesia con flores y hacer que un fotógrafo tome una fotografía de grupo de los niños participantes. Las fotografías de familia son un rasgo común de la tradición de la Primera Comunión, tanto dentro como fuera de la iglesia.

Muy a menudo, el servicio será seguido por una mesa compartida o un banquete para los niños y los feligreses. Gran parte de la comida será proporcionada por los padres y amigos de los niños que celebren su primera comunión. Los niños pueden compartir la mesa de arriba y ser servidos por los feligreses y todos los miembros de la parroquia participarán en esta celebración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *